Juan despierta

Juan despierta

 

Juan abre los ojos, mira el reloj y se da cuenta en ese mismo momento de que no ha sonado la alarma.

– ┬íLlego tarde!

Siendo uno de los comerciales mejor valorados en la empresa, sabe de sobra que la puntualidad no es opcional, que llegar a las citas a la hora acordada e incluso algo más temprano, es clave para dar una buena imagen.

Hace en 15 minutos lo que normalmente le supone 45 y baja las escaleras del bloque por no esperar al ascensor.

Sale por la puerta y mira a ambos lados.